REFRANERO POPULAR Y MÁXIMAS DE TRABAJO

El mejor pleito se pierde como  el mejor perro muerde.

No hay malm que cien años dure ni cuerpo que lo resista..

En los pleitos: diligencia, la bolsa abierta y paciencia.

No me grites que oigo mejor los susurros que las voces.

El fuego del conflicto mejor se apaga con una certera palabra, que con un caldero de agua.

Deja un comentario