Servicios

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?

Empatía, confidencialidad, satisfacción de los intereses dentro  del marco legal

Jornada-Mediacion-Sevilla-CGPJ-CGAE-3

¿Qué es la mediación?

La mediación es un proceso de resolución de conflictos privado, confidencial y voluntario  Que permite que las partes implicadas, Puedan comunicarse entre sí expresando entre otros, sus puntos de vista, argumentos, intereses, necesidades o expectativas  llegando, en su caso, a acuerdos mutuamente consentidos. Las partes intervienen acompañados por un tercero imparcial; la persona mediadora, quien actúa como facilitadora del mismo y que vela por su legítimo funcionamiento, creando así un espacio de diálogo, en el que prevalezca la equidad comunicativa, la seguridad, la libertad y la igualdad entre las partes.

La mediación no debe confundirse ni con el asesoramiento jurídico ni con el psicológico, puesto que no está diseñada para el tratamiento específico de conflictos intrapersonales (o psíquicos), sino interpersonales (Sergi Farré Salvá 2004)

Los principios de la Mediación:

La mediación se sustenta en los principios de Voluntariedad, Imparcialidad, Confidencialidad, Privacidad, Libertad y  seguridad,    Igualdad  y  equidad comunicativa.

Voluntariedad.- Las partes que van a participar en mediación, deben hacerlo  en virtud de una decisión voluntaria y contando con la debida información. Por lo que pueden abandonar el proceso en cualquier momento.

Imparcialidad.- La persona mediadora no puede imponer sus criterios a ninguna de las partes. Evitando cualquier discriminación o privilegio hacia  alguna de ellas. Debiendo respetar su voluntad en base a la igualdad de derechos existentes entre las partes.

Confidencialidad.- Tanto las partes, como la persona mediadora, están obligadas a mantener la intimidad dentro del proceso de mediación. La información que se revele en dicho asunto debe mantenerse en secreto por todas las partes y  también  por la persona mediadora. Es por ello, que la ley protege al mediador para que no pueda ser citado como testigo en un procedimiento judicial, ni pueda revelar información facilitada en dicho proceso, con las excepciones propias de aquellos asuntos que puedan hacer peligrar la integridad física o psíquica de las personas.

lel tenmdedero
No nos gusta exponer nuestros conflictos

Privacidad.- La persona mediadora ha de propiciar un espacio adecuado para que las partes puedan comunicarse y facilitar el que se puedan expresar emocionalmente cómo se siente y  se vive la situación conflictiva.

Libertad y seguridad.- Son principios que van concatenados. El primero de ellos, la libertad, sirve para que cada una de las partes puedan expresar sin ningún tipo de limitación lo  que desean exponer, y seguridad frente a aquel que escucha lo que el otro expone libremente para que no se sienta dañado ni atacado.

Igualdad y equidad comunicativa.- El principio de imparcialidad es concreción del principio de igualdad de las partes ante el proceso, y es en base a esa imparcialidad por la que la persona mediadora velará para que las partes en conflicto lo sean también iguales frente a los derechos y respecto al tratamiento imparcial que deben recibir. Equilibrar el poder de intervenir en la actuación de las personas mediadas requerirá un trabajo asimétrico para las personas que también lo son asimétricamente en la comunicación entre sí. (LOC.CIT. p.117-118)

2015-04-25 14.43.47

«La piedra que te hizo  tropezar en el camino, puede ser la primera para construir tu  refugio, tu puente, tu camino o  tu  templo. Es el obstáculo  que convertirás en una nueva oportunidad.»

¿QUÉ TIPOS DE SERVICIO PUEDO PRESTAR?

Para cada conflicto, para cada persona, tiempo  y  lugar

  • MEDIACIÓN FAMILIAR.- Procedimiento  de gestión  de conflictos, no  terapéutico  que se desarrolla  para que las partes encuentren solución adaptada a su realidad familiar, económica y  social. Conflictos de pareja y  familiares,  derivados de la empresa familiar, intergeneracionales, sucesiones…etc.
  • MEDIACIÓN COMUNITARIA.- Procedimiento  de gestión de conflictos que surgen en la convivencia diaria en grupos y  colectividades, por ejemplo  entre vecinos, por el uso  de las instalaciones públicas, espacios comunes, actividades  lúdicas, etc.
  • MEDIACIÓN CIVIL Y  MERCANTIL.- Los contratos, derechos, obligaciones y  las relaciones comerciales pueden desembocar en conflicto y  además hay  que estar pendiente de las consecuencias jurídicas que pueden derivarse. Contar con la intervención de un mediador profesional puede ayudarte en los asuntos civiles y  mercantiles  que estén a disposición de las partes en virtud de la legislación aplicable.
  • FORMACIÓN.- Ofrecemos formación práctica y  cursos para hacerse mediador tanto  en formación inicial como  continua. Seminarios y  Talleres temáticos de mediación.  Nuestra experiencia de formar  a miles de alumnos así  lo  acredita. 
  • COLABORACIONES Y  ALIANZAS.-  Mi  trabajo  profesional se vincula a despachos y  gabinetes profesionales  para el ejercicio  de práctica mediadora y colaborativa. Monitorización de intervenciones profesionales, co-mediación. Estamos integrados en una red profesional  de mediadores de ámbito  nacional
telas
BUSCAMOS SOLUCIONES A MEDIDA PARA TUS INTERESES

¿QUÉ HAGO COMO MEDIADOR?

Conocimiento, técnicas, actitud y experiencia

Mi papel como mediador ha de ser imparcial y no tiene por finalidad ni aconsejar, ni defender. Mi cometido no  es dar recetas a las personas que tienen un conflicto, ni siquiera tengo que hacer las propuestas de metodología de trabajo.

Mi  actividad se basa sobre todo en aplicar y  desarrollar técnicas destinadas a que las partes, una vez que han definido los aspectos negativos del conflicto. Es decir, su frustración, su enfado, el dolor, etc.  Ellos puedan pasar a potenciar aspectos positivos de su relación y aquellos aspectos sobre los cuales las partes puedan en su caso, reconstruir la relación y generar acuerdos que sean aceptados por ambos. Se trata de ayudar a que las partes hablen y acuerden sobre sus intereses y necesidades. 

el metro
AYUDAMOS A GESTIONAR Y BUSCAR LA SALIDA AL CONFLICTO

El resultado que puedan obtener los clientes en la mediación da igual que sea bueno o malo a los ojos del mediador. Siempre que este acuerdo no sea antijurídico o atente contra la integridad de alguna de las personas. El acuerdo será el que determinen las partes y que suponga para ellos, para cada uno de los intervinientes, la solución buscada o el interés satisfecho. 

En mediación son las partes las que tienen que definir la solución al problema por eso el mediador les facilitará la comunicación y el poder tener distintas perspectivas… Sin embargo,  que el resultado del proceso de mediación sea positivo o negativo es responsabilidad exclusiva de las partes no del mediador